Mundo saludableTu primer gelatina

La transición a los alimentos sólidos para mi bebé

By enero 25, 2021mayo 6th, 2021No Comments

Cambiar la alimentación de tu bebé de purés a alimentos sólidos debe ser un proceso paulatino y libre de estrés para el bebé y para los padres. Conoce cómo y cuándo comenzar con este proceso para que tu bebé crezca feliz y sano.

 

No existe una fecha específica en la que debas comenzar a cambiar el alimento de tu bebé, pero se debe preparar el proceso y disfrutarlo porque será el comienzo de una etapa nueva para tu bebé. Sigue leyendo y conoce más sobre esta transición alimentaria.

 

¿Cuándo?

Lo ideal para tu hijo/a, es introducir los alimentos sólidos y semisólidos para desarrollar una buena tolerancia a las distintas texturas que puede comenzar a probar. Esto puede ocurrir aproximadamente entre los ocho o nueve meses de edad. A partir del año de edad, los niños pueden consumir casi todos los mismos alimentos que un adulto, evitando algunos alimentos que puedan provocar atragantamiento y alergias como chocolate, fresas, nueces, frutos secos, caramelos duros, palomitas de maíz, salchichas, zanahoria cruda, chicles y similares. A partir de esta edad, los bebés pueden comenzar a consumir Gelatina D’Gari® Pekes, ya que son gelatinas especialmente pensadas para los pequeños del hogar; sin colorantes o saborizantes artificiales ni conservadores y bajas en sodio.

 

¿Cómo?

Puedes comenzar por triturar menos el puré o cocer por más tiempo las verduras para que queden mucho más suaves de lo normal y así, los niños sean los que tengan que deshacer la verdura.

 

Esto será una transición lenta, pero se debe ser persistente para que el niño aprenda a tolerar la variedad de texturas y sabores nuevos. Es importante comenzar a introducir poco a poco alimentos de solamente un ingrediente y esperar varios días antes de probar con un alimento nuevo. Esto permite identificar aquellos alimentos a los que tu bebé podría ser alérgico.

 

¿Por qué?

Es importante ofrecer a los niños alimentos sólidos y semisólidos para evitar algunas conductas que puedan dar indicio a intolerancias a otros alimentos. Comienza poco a poco con la introducción a estos alimentos para que a los 12 meses de edad, pueda comer casi todos los alimentos que un adulto.

 

Ahora que ya sabes lo que necesitabas para ayudar a tu bebé a que la transición a los alimentos sólidos sea más amena, continúa con el proceso hasta que tu bebé disfrute de las texturas variadas en cada comida.