EmprendedorIdeas para tu negocio

6 Pasos para comenzar a vender tus gelatinas

By septiembre 14, 2020febrero 26th, 2021No Comments

¿Tus vecinas siempre te dicen que las gelatinas te salen deliciosas? Si respondiste que sí, entonces tienes el talento para iniciar tu propio negocio. Pon atención a los siguientes consejos.

 

Seguro tu mamá alguna vez te dijo “así es esto de las gelatinas, algunas cuajan y otras no”, pues literal aplica para ti que estás pensando en emprender un negocio en el mundo de la repostería o quieres extender tu oferta con nuevas variedades de gelatinas. Para que tu idea de emprendimiento “cuaje” es necesaria mucha disciplina y organización así que, ¡manos a la obra!

 

Antes de dar el primer paso, tienes que considerar el tiempo que le vas a dedicar, el lugar en el que llevarás a cabo el proceso de producción, las personas implicadas, cuál será tu canal de venta y el dinero que piensas invertir. Todos estos puntos son importantes ya que van a repercutir en cada una de las actividades de tu negocio.

 

¡Vamos despacio que no es carrera! Una vez que tengas contemplado lo anterior, arma un plan por etapas con pequeñas metas y fija un tiempo para cada una. No queremos que te nos desmayes a medio camino, por eso te enlistamos algunas de las cosas que te van a ayudar a iniciar tu negocio en el mundo de las gelatinas.

 

Define tu menú

El sabor y la creatividad son los ingredientes principales en este punto, ya que serán tu diferenciador y llevarán tu toque personal. Te sugerimos tener un producto estrella y máximo 3 alternativas más de gelatinas para que puedas concentrarte en la calidad y no en la cantidad; recuerda que en la cocina lo que importa es el sabor, así que no te compliques y comienza con un producto sencillo pero que deje a tus clientes con el antojo de más.

 

Haz una lista de insumos y materias primas

Anota todo lo que necesitas para la preparación de las gelatinas, desde los ingredientes, hasta el empaque y los utensilios de cocina. Comienza a buscar proveedores y quédate con aquellos que te ofrezcan productos de calidad, recuerda que de eso depende el éxito de tu negocio. En D’Gari® tenemos una amplia variedad de productos que puedes conocer aquí.

 

Define un proceso de producción

En esta etapa tienes que revisar que el lugar en el que se va a llevar a cabo la preparación de las gelatinas sea un espacio limpio y que tú o el personal que te ayudará cumplan con las medidas de higiene. Desarrolla un manual de operaciones, que incluya los tiempos de producción y ventas; de esta forma podrás medir y mejorar tu negocio.

 

Encuentra a tu cliente

Detecta en dónde están las personas a las que les quieres ofrecer tu producto y realiza una descripción breve de su perfil; esto te ayudará a tener una idea clara del tipo de segmento al que te quieres dirigir. Ya sea que encuentres una oportunidad en las fiestas infantiles de tus amigos o te vuelvas la experta en gelatinas de tu cuadra. No quieras venderle a todos, recuerda que “el que mucho abarca poco aprieta”.

 

Ponle precio a tus gelatinas

Como diría tu mamá “ya salió el peine”. Ya estamos en el punto que más interesa y por el que vas a pasar algunas horas en la cocina, quizá sin poder ver tu novela de las 8 de la noche. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa, y para ello es necesario tener en una lista los gastos en materiales, el costo de la mano de obra, los gastos fijos (agua, luz, gas y otros servicios que utilizarás para tu negocio). Una vez que tengas todo esto claro, calcula el precio de venta de tus gelatinas; hay muchos métodos para obtenerlo, uno de ellos es sumando el total de todos los gastos y luego multiplicarlos por 3.

 

Bautiza tu marca

Dale un nombre a tus gelatinas, agrega un detalle en el empaque o en la preparación… ¡Algo que muestre tu personalidad y le haga saber al consumidor que tú lo preparaste! De esta forma no sólo creas una cercanía, también ganarás reconocimiento. Te sugerimos buscar asesoría para crear un logo y registrar el nombre de marca; no lo tomes a la ligera, tu imagen está de por medio.

 

¡Hazlo con amor!

Recuerda que cualquier cosa que hagas lleva un poquito de ti, el ingrediente secreto es el amor que le pones. Capacítate, organízate y pon toda tu energía en obtener el objetivo que buscas. Rodéate de personas que te ayuden en el camino para que tus gelatinas sean las mejores y para que lleguen a los clientes indicados.

¡Mucho éxito!